¡Corre que vuelan! · OFERTAS FLASH
Carrito
No hay productos en el carrito

Por qué amar los juegos Montessori

María Montessori, con 3 nominaciones al Nobel por su labor con los niños, nos trae conocimientos vanguardistas en técnicas de aprendizaje. Fáciles de aprender y aplicar en casa, con nosotros como guías, nuestros hijos aprenderán más felices.

Por qué amar los juegos Montessori

¿Dónde estamos parados?

Como madres y padres nos preocupamos por dar a nuestros hijos lo mejor. Todos tenemos alguna idea de como enseñar dado que todos hemos tenido maestros de referencia. Esas formas son las que transferimos a nuestros hijos. La pregunta que le hago a muchos padres es ¿Cuánto sabes sobre pedagogía de la enseñanza? Por lo general la respuesta es la misma: "nada..." o en algunos casos "he leído algún que otro artículo".

Entonces, la idea que la mayoría tiene sobre educación es escasa o está masticada y digerida por otras personas. En todos los casos no es propia, sino insertada por el sistema político-social del país en el que vivan. 

Este no es un intento por desacreditar los sistemas de enseñanza estandarizados, sino para poner en evidencia nuestra pasividad en la toma de decisiones en esta materia.

María Montessori crea a principios del 1900 una vertiente de enseñanza desde los estratos más relegados y discriminados de la sociedad, no sólo por la gente de a pie, sino también por la comunidad científica. Literalmente se abandonaba a los niños en psiquiátricos junto a quienes estaban locos por motivos que hoy nos parecerían absurdos. Si tenías dificultades de aprendizaje u otras patologías relacionadas, eras candidato ideal a este tipo de reclusión, donde no recibías ningún tipo de tratamiento. 

Como voluntaria, la doctora Montessori comenzó a trabajar con estos niños llevándolos a la reincorporación en el sistema escolar, en muchos casos logrando mejores calificaciones que el promedio.

Como ella, otros "rebeldes" del sistema educativo han logrado en el último siglo ampliar los conocimientos científicos sobre la pedagogía de la enseñanza. 

Pilares del Método Montessori

El método Montessori plantea un abordaje diferente de la educación infantil, posee 3 pilares esenciales en los que se manifiesta el objetivo principal y la orientación de sus lineamientos:

  • La educación individualizada

Como no hay dos personas iguales, tampoco hay quienes aprenden al mismo ritmo y bajo los mismos estándares. Para Montessori la normalización actúa en contra del niño y en contraposición hace un abordaje enfocado en cada uno aunque se trabaje en grupo.

Se debe apuntar a trabajar la conciencia individual y social a través del desarrollo de tres áreas fundamentales: el autoconocimiento, el autocontrol y la autodisciplina.

  • La mente como esponja absorbente

La mente del niño toma la forma de lo que le rodea, esto se debe a su capacidad neuroplástica de adaptación al entorno. Dicho esto, María llegó a la conclusión de que cuanto más sano sea el entorno, más sanas serán las mentes de los niños y por lo tanto menos ruido habís en el proceso de asimilación de los contenidos nuevos.

  • La autonomía del niño

Ayudar al niño a hacer los ejercicios ahora no es tan simple. Se debe guiar, no ayudar como lo entendemos convencionalmente. En la dinámica, el niño debe ser el protagonista y el guía debe permanecer al margen. Solo interviene cuando es estrictamente necesario. El ambiente de juego y aprendizaje es parte importante del éxito del aprendizaje, ya que dentro del concepto Montessori todo lo que le rodea colabora en la concentración, el enfoque y el disfrute.

Ejemplos de juegos con estas características:

Los números Montessoridonde el niño aprende los números participando con todos sus sentidos yno solo el de la vista para incorporarlos.

Formas y cordones Montessoridonde el niño aprende las formas geométricas incorporando la relación mano-ojo para fijarlas más eficientemente.

El cuerpo humano Montessoripara aprender de forma divertida e involucrando las manos y las percepciones espacio-viuales para alinear formas y figuras.

Los animales Montessori, presentados en coloridos cartones con las formas recortadas para combinar. 

La clave somos los adultos

Sin una guía consciente, instruida y voluntariosa en la casa el niño encontrará obstáculos para los que nadie le enseñó a superar. Muchos se frustran por no encajar con los esquemas y ritmos impuestos, para lo que es importante el soporte de los progenitores. En el método Montessori los padres son parte activa del proceso de aprendizaje y adquieren herramientas que les habilitan como buenos guías.

Apoyar y reforzar la educación con elementos más personalizados permite potenciar los dones, desarrollar la autoestima y la autodisciplina que nace de la satisfacción del logro adquirido. 

Según María Montessori, el amor atento y el respeto al individuo que se está desarrollando son la base para crear los adultos de excelencia que la sociedad necesita, éstos son la base para crear un futuro con menos individualismo y más empatía.

Para conocer qué puedes hacer desde casa para guiar a tus hijos sobre esta ruta de aprendizaje, suscríbete para seguir los próximos artículos.

Publicado el 15/4/2021 en Ludoterapia
RSS 2.0 (Ludoterapia) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.308 segundos